Enfrentarse a una traducción nunca es una tarea sencilla y si lo que se quiere es trasladar, no solo las palabras, sino también las ideas de un poeta a una lengua distinta a la que utilizó a la hora de realizar un poema, el traductor se enfrentará a una batalla lingüística sin precedentes.

La Academia de la Llingua Asturiana se propuso hace un tiempo traer al asturiano un poema de Miguel Hernández: «Vientos del pueblo me llevan». Los versos del alicantino fueron los elegidos por hacer referencia a los asturianos, a los que tilda de bravos y por los que comienza a enumerar las virtudes de cada región de España.

Precisamente el poema, ya en versión asturiana, fue leido por el recientemente fallecido actor José Antonio Lobato, durante la ceremonia de los premios Yumper «Asturianos de braveza» 2018, que tuvo lugar en enero de 2019 en el Centro Cultural de La Fresneda. Estos galardones se encargan de resaltar a aquellas personas, entidades o instituciones que destaquen por su valentía y entrega a la sociedad. «Es complicado realizar un poema en forma de romancero y ser respetuoso con Miguel Hernández, eso es lo que nos habíamos propuesto en su día y creo que lo hemos logrado», dijo Ana Cano, responsable de la sección filológica de la Academia.

El actor Antón Caamaño fue el encargado de recitar el poema en el acto que tuvo lugar en la Academia de la Llingua, el 22 de noviembre de 2018, para hacer entrega del poema en su versión definitiva en asturiano.

La Academia de la Llingua publica dos veces al año su boletín «Lletres Asturianes» en la que ha hecho dos referencias a los Pemios Yumper Asturianos de Braveza.

Númberu 118, 2018

Númberu 120, 2019