TODOS SOMOS ASTURIANOS

            Con fecha 25 de diciembre de 2010, un grupo de amigos nos reunimos en La Fresneda (Siero) y decidimos formalizar una idea que veníamos debatiendo desde hacía algún tiempo; no era otra que la de dedicar algo de nuestro tiempo libre y muchas de nuestras ilusiones a bosquejar una asociación cultural que aportara algo a la sociedad asturiana, sobre la base de la instauración de unos premios anuales que diesen visibilidad a aquellas iniciativas –personales o colectivas- que supusieran una verdadera entrega valiente y altruista a los demás.
 
            Por otra parte, uno de nuestros primeros acuerdos lo constituyó el hecho de considerar que cualquier persona o institución de cualquier lugar del mundo (con la única excepción de nuestra Junta Directiva y la propia Asociación Yumper) podrían ser merecedores de alguno de nuestros galardones, pues para nombrarlos tomamos prestado de Miguel Hernández un verso de un poema –Vientos del pueblo– que al referirse a los pueblos de España comienza diciendo “Asturianos de braveza” y nosotros consideramos que no hay pueblo más acogedor que el asturiano y que cualquier persona, con independencia de razas, religiones, creencias o procedencias, nunca es un extraño entre nosotros, sino que es uno de nosotros mismos.
 
            Así nacieron los PREMIOS YUMPER “Asturianos de braveza”